Pequeño ejercicio de focalización sensorial contra la Ansiedad:

Con mi experiencia en la industria del bienestar y ofreciendo experiencias de sanación integrales a mis clientes, concluyo y expreso siempre a mis clientes que la ansiedad nos afecta a todos de forma física y mentalmente.

La ansiedad es una reacción de respuesta involuntaria de nuestro cuerpo ante situaciones o estímulos que percibe como amenazantes. Incluso a veces aparece de forma abrupta, sin un desencadenante concreto.

Tu cuerpo cree que está en un entorno hostil y amenazante (aunque no lo esté), y reacciona poniéndose en tensión y con una intensa sensación de miedo o peligro inminente.

Los síntomas físicos pueden incluir entre otros: mareos, palpitaciones, sensación de ahogo, hormigueo de extremidades, etc.


Los síntomas cognitivos suelen ser: miedo a perder el control, miedo a morir o enloquecer, pensamientos negativos, miedo a que los síntomas vayan agravándose y sufrir un ataque de pánico o desmayarse, etc.


Cuando comienza y que hacer al respecto...


En determinadas situaciones podemos percibir que empezamos a sentirnos ansiosos, es entonces cuando los pensamientos negativos, el focalizarnos en los síntomas de la ansiedad ("me está dando otra vez", "me estoy agobiando"..), y el anticipar posibles consecuencias negativas ("me voy a desmayar", "me va a dar un ataque de pánico..") puede ser contraproducente, alimentado cada vez más las sensaciones negativas.


Cuando empezamos a ponernos nerviosos o a sentir síntomas de ansiedad es útil practicar ejercicios de respiración, respirando de forma calmada y profunda, darnos mensajes tranquilizadores y focalizar nuestra atención en otra cosa.


El siguiente ejercicio, es una técnica simple pero bastante útil que en ocasiones recomiendo a mis clientes que sufren de ansiedad y que puede servir para distraer nuestra atención y salir del bucle de pensamientos negativos que alimentan la ansiedad. De esta manera procuramos que no continúe "subiendo".


Algo útil, algo de color, algo bonito..


Se trata de un ejercicio de focalización de la atención visual y consiste en lo siguiente; cuando comiences a sentir malestar (angustia, agobio, etc.) mira a tu alrededor y busca:


Algo útil:

Elige un objeto que esté a tu alrededor y busca qué utilidades puede tener. Por ejemplo: un lápiz puede servir para escribir, pero también para rascarme la espalda y otras cosas.


Algo de un color determinado:

¿Jugabas al "veo, veo" de pequeño? se trata de algo parecido, elige un color al azar (por ejemplo Verde) y enumera mentalmente todas las cosas que encuentres a tu alrededor de ese color.


Algo Bonito:

Elije en el momento, el objeto "favorito" de tu alrededor, aquel que te resulte más bonito o agradable. Observa con detenimiento ese objeto y analiza el porque te agrada y que valoras al respecto de ello. También puede funcionar con una persona que te parezca agradable, siempre y cuando su presencia o la idea de esta persona no te provoque tensión o intimidación.


Como ves este ejercicio es una técnica para centrar nuestra atención en otra cosa, y dejar de concentrarnos en las malas sensaciones y miedos para no "alimentar" a la ansiedad. Puedes repetirlo las veces que quieras y combinarlo con ejercicios de respiración y técnicas de relajación que te ayudarán a explicarle a tu cuerpo que no hay una amenaza grave, e irá calmando los síntomas físicos.



Escrito por; @ROGELIOBAILLERESGIL

Creador y especialista de MEN WELLNESS, También es consultor de Mindfulness y Meditación. Gusta de compartir su visión sobre todo lo relacionado con el cuidado personal integral, estilo de vida y salud mental-emocional y física.